sábado, 12 de marzo de 2016

Ohana, lluna, sol i estel.

Querida Mamá:

En Cincinnati no hay radios, como de niña explicaban en la escuela, y los hombres van todos vestidos de verde, en revuelta militar de los sentimientos.

 Pronto se acontecerá tu cumpleaños, dentro de unos lunas, de veladas fotografías
en la primavera constante, y estoy preparando mi maleta de piel de libro, páginas pestañas y ese cordel rojo para evitar el extravío del número que nunca he sabido bien el nombre. Vengo de visita con las manos siendo campos de mariquitas, mis pómulos más pecosos que nunca y el agradecimiento de que engendraste a una guerrera porque en la carta astral de mi nacimiento eran evidentes las hogueras de todos mis fracasos, guerras evolutivas, en los que siempre he salido cisne, platea espectadora en hebras de tallo en paz , sobre todo cuando camino por la calle y sé que en esta vía de cuadrículas actué bajo una lluvia de puñales y quién se ha atrevido a juzgarme, le he perdonado, pues, mamá, me enseñaste  aplicar el perdón como la asignatura primera de todas las escuelas.
 Sabes en Cincinanti, también hay árboles que nos miran, y los gatos tienen doce patas, siempre conectada a tu cordón que me sostuvo en órbita, siempre conectada al cordón que engendró vidas de león, elefante y tigre. Con el dolor que he aprendido a domesticar, para que no me muerda las piernas, tranquilo con su pelaje de monstruo y seis cabezas, con los golpes que intentaron tumbarme, pero nunca, nunca lo consiguieron mamá, porque tu veías mi futuro, y te agradezco que antes que terrón de tierra y la fragilidad de la nube, la educación recibida, fuese para convertir mi médula en la templanza del acero. Pronto tu cumpleaños mamá. Y tu hija pródiga vuelve a casa, desde Cincinnati con la sonrisa a pesar de tener la herida que nunca cierra. Os quiero OHANA.

2 comentarios:

  1. Lucio Quinctio Cincinnato patricio romano y agricultor, nombrado dictador (magistrado con poderes absolutos por seis meses) para defender Roma del ataque de los eucos en el 458 a.C. En seis días reunió al ejército, derrotó a los eucos y devolvió el poder, renunciando a las prebendas una vez acabada la faena. Es el paradigma del uso del poder sin abuso. Todo aquel que sirve desinteresadamente a los USA pertenece a la orden de los Cincinnati. Su presidente en 1790 John Cleves Symmes renombró a la ciudad de Losantiville en Ohio con el nombre de la sociedad.
    Javier del Hoyo, Eponimón. Ediciones Ariel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu apunte, toda una nota fe erudición. Gracias Julio.

      Eliminar