jueves, 30 de julio de 2015

Pelotas.

La inercia tiene su peligro,
te convierte en una pelota 
de color horca, que podrá hacer
de cometa,
de ojo,
del lunar del vestido de una sra. pulgar.

Y como eres un balón gástrico,
diminuta nuez de hormiga,
acabas dando la vuelta
al extrarradio.

De un lado a ooooooooooooooootro
oooooooooooooooooooooooooooo
oooooooooooooooooooooooooooo.


La pelota del corazón-globo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario