domingo, 5 de enero de 2014

NOCTAMBULISMOS

Cuando pronunciaba
mi nombre con desaprobación,
una campanilla conocedora de morfologías y fonemas
sabía lo caprichosa que era
por norma.

Pero esta vez no se trataba de poder,
la corriente me arrastró un final de agosto
haciendo que floreciera en flor de Pascua.
en este cambio de año.

Hoy si viviera mi segundo padre Xisco
le hablaría de ti,
sin ninguna duda,
mi madre se burla de mis pasiones quijotescas
y mis compañeras saben la ira que desprendo 
cuando el corazón retruena.

De mal humor voy de un lado a otro
verificando hasta el aire que respiran,
paciencia las pobres que deben tener ellas conmigo...

Recuerdo cuando falleció Francisco,
esa semana fenómenos abstractos me acompañaron
y dos días de silencio espinoso
se clavaron en mis oídos en una llamada de mi móvil.

Mi madre anunció tu muerte,
chillé descompuesta y me lancé a las calles,
sé que de todos tus hijos propios y adoptados,
era la que más querías,
por ello te he honrado en mi primer poemario,
aunque ni una puñetera gota de sangre se moviera
común por nuestras venas.

Ya te habían enterrado sin misa. Ni siquiera sé donde yace tu tumba.

Sabes que en las cosas de familia el dinero está presente
y nosotros fuimos demasiados benevolentes y sin embargo no se apiadaron ni un ápice.

No sé si es esta ventisca donde los abetos se mecían descompasados
o el medicamento ,
pero la poesía se lleva la facultad de poder hacer reales las cosas,
por eso te invoco y te revivo en mi recuerdo,
ha pasado más de un año, y me vestí de luto riguroso en señal de duelo,
ida durante un tiempo hoy me atrevo a hablar de lo acontecido.

Sabes...Por qué,siento algo parecido a un hueso de aceituna
clavado en mi pecho, siento un herpe viral azotando mi sesera,
la pérdida de la esperanza,un toque de queda a la ilusión.

Aunque no estés te quiero.

Como he aprendido a amar a tantos cuerpos
sin tangentes ni relojes.

Mi amor como un controlador aéreo
cría rutas a las pequeñas almas de mis entrañas.

Porque cuando escribo estoy pariendo placenta,
no puedo evitarlo y he revivido la incertidumbre
de desear una comunicación y no tener respuesta.

Sé que me dirías...

-Maria,anem a Ca na Nati a prendre un cafè...

Diguin el que diguin ets un senyor de cap a peus,
un gran mùsic
i sobretot una bona persona.

Adèu Xisco,

com tantes coses que he perdut a la vida.















No hay comentarios:

Publicar un comentario