jueves, 29 de mayo de 2014

QUO VADIS LOISY LITLLE LINE Y JERRY TON TON.

Habían pasado abrigos por la tintorería
y mermeladas caseras,
cuando alguien de la villa
mencionó desconocer el paradero de dos diablillos
que atemorizaban con sus duelos y experimentos.

¿Qué será de Loisy Little Line

y de su acérrimo competidor Jerry Ton Ton?

Jerry la temía como si fuese una asesina en serie,
y no era más que un querubín
de mofletes colorados y labios mordidos, 

si sólo le faltaban sus pendientes de pluma para ser un ángel,
no exterminador, por descontado.

Dicen que en una de sus disputas Loisy en un acto de bondad
le había dejado unas quinientas peladuras de plátano
a la salida de la casa de Jerry para alegrarle el camino
con la viveza de sus amarillos.

Él tropezó, con tan mala pata de paquidermo,
que tuvo un traumatismo severo,

le salía toda la masa encefálica de la cabecita.

Hasta los pajaritos querían comer de ella.

Jerry Ton Ton como un campeón antes de perder
el conocimiento. Le dijo a la afectada Loisy Little Line:

-Loisy dime que si no salgo de esta
cuidarás de todos los juegos de magia
y de mi vivero de sierpes,

quién habrá sido la mala sombra
que interpuso esta inmundicia causante de mi.

Y cayó en un coma profundo...

Jerry conectado a un respirador mecánico
emite un gorgorito
que parece que le dice a Loisy que se vaya.

Pero ella emperrada lo custodia
hasta que venga un famoso científico
que le devuelva la conciencia.

-Pobre Loisy ( susurran las enfermeras) no sabe que Jerry jamás volverá de su narcolepsia.

Mientras la niña que cortó sus trenzas
pega la nariz al cristal de la sala de visitas.


Pero ella omite los murmullos.
porque confía que un día podrá recuperar la confianza de su amigo.

Ellas no entienden del poder de la mente
sobre todo si se alimenta de la esperanza del corazón.

-No te preocupes Jerry Ton Ton lo tengo controlado, creo...
Mientras su puño cerraba una carta:

Querido Doctor Livingstone, supongo:

Ya dispongo de los ingredientes solicitados
para salvar a Jerry de su trance "PseudodeSartre",
como usted me hizo saber en su última misiva.
Tengo el cerebro de gato,
cinco tuercas y una cremallera.
hilo de pesca,
quince quilos de serrín
y una botella de aceite extra virgen de la marca Mimosín.
Sólo me falta el corazón
pero... ya he encontrado uno.

                                     Atentamente Loisy Litlle Line.

A las doce,
una telaraña roja tiznó el suelo,
se asoman pequeños caminos de hormigas rojas,
en el suelo yace Loisy Little Line
lleva el rostro blanco como los mármoles de las cocinas caras
y su boca está en línea recta.

En su pecho hay una cráter
y a su vera un profesor chiflado sostiene una víscera humeante.

Loisy en un acto de generosidad inaudita
acaba de sacrificar su corazón
para que Jerry Ton Ton pueda recobrar la vida terrenal.


Muda muñeca.

Ya se acerca la tormenta de lobos ladrando,
todo el material preparado
aguja, pala, máquina de coser, fieltro negro y cola.


JajaJajaJa.

Se oía una carcajada
de la marioneta más terrorífica de todos los tiempos.

¿Qué será de Loisy?

¿Qué será de Jerry?

Nota del autor:
Estás preguntas existencialistas te las puedes imaginar en inglés u otro idioma.

Acaba de nacer...Jerrynstein.


No hay comentarios:

Publicar un comentario