lunes, 5 de marzo de 2018

Poeta de envase de chicle. Por los guantes azules.

Tal vez sea poeta,
por el trazo de tres episiotomías
en un país que hay mujeres
con guantes azules
recogiendo la escarcha deposición
de la sardina.

Mujeres
con envases de butano
en escaleras sin bomberos,
en línea de cajas apiladas
al consumo, mientras existe, exista, sexista,
insta, fustigación,
De la alarma de esperma
sobre sillas de varices inflamadas;
la rotura de las aguas
expulsando ovarios transgénicos,
higiénico, trasmutación,
acción, acción, religión,
pisar las flores,
al grito
en el paritorio de las ofertas.

Una mujer
con manos azules.

Guantes de látex
saneando la economía inodora.

Las sillas de los despachos ministeriales
con la piel de nuestros hijos.

83 voluntades sin firma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario