domingo, 29 de septiembre de 2013

VARIEDADES GIORGIO DE TRENTO

Cuando abro
el cajón de sastre
y aparece
un sacacorchos
mi templanza
anhela
unicornio.

Entonces
el visillo
se recoge
modesto
pegaso
con una cinta.

Igual
que un mechón
detrás
de la oreja.

En ocasiones
no basta
con vaciar de cosas
sino llenar
de ellas
el cielo
se ven
más bonito.

Ser
la cuchara
que
se anega
en el torbellino
de la taza.

A veces
el dolor
junta tabiques
como el tiempo
adorna
el lóbulo
derecho.

Y lo dibuja
como una fábula
metida
en una carpeta.

Así es
con palillos
y cola
metido
en una botella
en forma
de barco.

Viajamos
a desencuentros
a amar lo inalcanzable
besar la mejilla
y que su olor
penetre
en un archivo.

Yo quisiera
que me amara,
él me ama
pero su mente
no le deja.

Y una lágrima
siempre resbala
cómplice
de la mascarada.

Él,me ama
pero su hiperactividad
lo encarcela.

Se para
y gira
hacia
su teoría
absurda
de que todo
se acaba.

Por eso
me consuelo
cuando
baja a la tierra
en forma de amigo
y me cuida.









BOB GARÇON

Nací en la meseta
y lo más parecido
a una playa
era un charco
lleno de renacuajos.

En el interior
sopla la veleta
y mis cabellos,
lisas tablas de multiplicar

igual que cortinas
de hilo
que iniciaron una cruzada.

Lacios.
Como los de mi madre Antònia.

Cambié de color
a medida
que las estaciones trascurrían,
violín o azabache
según el ritmo,
curvas pelirrojas,
badenes rapados al dos,
tanto peinados
según la registradora.

Buscando la costa
me alejé Godiva perdida.

Hoy noto levante,
la salina,
la humedad arenosa
maduro el membrillo
y el gallo con óxido.

Muero al salir
del vaho
de una ducha.

Mi melena
es anárquica,
se ondula a destiempo
entre tanto nudo
y sortija.

Rizada.
Como el de mi padre Pep.

   Dedicado a mi padre que murió en mi infancia y a mi madre por muchos años.




sábado, 28 de septiembre de 2013

NIMIO

El mejor amante
sin duda
él que no conoce 
camino de retorno.

El que
abrirá paso
a mi encuentro.

O quizás...

Sea yo
quién busque
su consuelo.

Él
jamás abandona.

Del aguafuerte al anís,
el moscatel,
y dedales por dedos.

Dulcis mortem.

EL DRAGÓN QUE EMANABA AGUA

Qué difícil
es encontrar
un enchufe
para cargar
el móvil,

qué ardua tarea

encontrar un reloj de arena

o las pilas para el mando.

Qué dificultosa
una hora
que sea como la de antes,
las tres y cuarto,
y no las 15:15.

Qué difícil
es encontrar
el amor.

   II

Nos conocimos
como higos en junio,
éramos verdes,
en la faz
del brillo de Orión.

En mi mente: Tindouf,
camino de nuestro destino
un centro comercial
estrellado
y de pendientes
las joyas de dos escorpiones.

Abrazados...

Tú solo veías

un deportivo
de alta gama.


   III

Qué 
difícil.

   IV

Cuando te vi
por primera vez
tuve miedo
eras un árbol gigante,
un Icob,
a punto de desmoronarse
por la tala de la vida.
Fatigada
huí,
pero acabé
aturdida
en la boca
de tu bosque.

   V

Abría la ventana
y el olor
a tomillo
contaminaba
al romero

De dónde procede
su aroma
por qué destiñe
mis plantas
con su melancolía.

  VI

Era imposible
mi cuerpo
un folio

 y tú lo rompías
a tu libre
albedrío.

Siempre ríes...

Es el sonido de la copa
de tu frondosa
oscuridad.

    VII

Piernas,
Brazos
eran ya un solo nogal.

    
Cortezas
y el olor de mis falanges
emanaban
tisanas.


VIII

A la luz
la amnesia se viste de señora
que limpia los cristales.

El ruido de la calle
se esconde
tras una sonrisa nocturna,
será Chopin...
De repente nos cruzamos
y hablamos del tiempo,
de la cotización en bolsa del grupo Inditex,
de plásticos y adhesivos.

Los cuerpos 
celestes
se separan
en depósitos de cadáveres
ya no se acuerdan
ni como se llaman.

 XIX

Un árbol
y una seta.

Qué difícil
es encontrarte
Amor.





jueves, 26 de septiembre de 2013

DESTINO JÚPITER

la semana empieza en jueves
Júpiter lo quiso oportuno
y cuando el hambre
capa la lengua

hasta un triste
diminuto nomo
guisante
corona
un plato
de los de lote.

Descubres
la relatividad
del eje exacto
de las cosas
y caes redimida
sin saber del menaje
y de la despensa,
quién de los dos
es el comensal
o el menú.

Tanto lobo felino
y tanta caperucita asexuada
perdida
por el bosque.

Y digo:
No.
No.
No,
y sin darme cuenta
tu cuerpo me oprime,
tu voraz
sombra
me engulle,
acaba devorada

mi alma
indigesta.

Lleva un... NO
que
     se
        precipita
                     escalinata
abajo:

Sí.

Cuando la soledad
es caníbal
y los besos
son carnívoros

no hay cuaresma
que salve
a unos pies
que  
     caminan
                 solos
por voluntad propia. 

Incógnita,
quién de los dos
lleva el tridente
o la hoja de hierbabuena
entre sus labios.

EL SINO.



miércoles, 25 de septiembre de 2013

WISCONSIN PARADISE

Si hubiésemos nacido en Wisconsin
sería diferente todo.

Tú tendrías un huerto
de hierbas provenzales,
me recibirías
con un gorro de fieltro
y entre guiños
te llamaría
Pinocho.

Yo perdiz del trabajo
con un catálogo 
de fragancias
alargaría
mis brazos
para que tu olfato,
la fórmula
de mi pH

y tu lengua 
acabaran
descubriendo
jazmín
con ciruela.

Si hubiésemos nacido en Wisconsin...

Pero la fortuna
quiso 
que fuese
tras la montaña,
la ballena
y el rascacielos.

Tú llegas del matadero
apestando a carroña
con las uñas henchidas,

abro el cajón de la ropa,
desnudo el alma
con las costuras vueltas,
y cerrada la puerta
del ropero.

Mientras se anega con tu cuerpo
el plato ducha sonata
de sangre de cordero.

Prendo una postal
y murmullo
si hubiésemos nacido en Wisconsin
sería diferente todo,
todo...


domingo, 22 de septiembre de 2013

PLATA Y FRÍA.

En una plataforma
mecánica
cuando sube la rampa
y los recuerdos bajan,
uno,
termina el viaje en el sótano
junto a lápidas
           automovilísticas.

Pretendiendo escalar
sobre la metálica superficie.

Y ahí con forma de carro
de Alcampo
espero que la vida me llene
de las cosas precisas:
ilusión,
ahínco
y un amor
metido en un
brick
sin colorantes
ni aditivos.

Cerca de algún
paquete de lentejas
que siempre
en su vientre guarda
piedra chica
de caminos aún sin recorrer.

Llena la osamenta de aluminio,
el chasis
del cuerpo poligonal
de esas lluvias
que quedaron 
en el bar desierto.

Una niñez
que desnuda se disfrazaba de sol,
e incandescente quemaba
papeles
como una pirómana
de sentimientos,

quemo,destruyo,soy hueca
que no compra
que no vende
en esta reja
lista para que tus manos
la redireccionen
hacia el pasillo adecuado
que sacie nuestras esperanzas:
café al vacío,azúcar,una botella de lejía
y una bolsa de frutos secos...

Soy un triste
solitario
carro del Alcampo.

No quiero morir
en un descampado 
vomitando al cardo y a la ginesta.

No me abandones
en la cuneta
de la entrada de la autovía,
verde rotonda
de indecisiones
donde una voltea
y no sabe
que vía emprender.

Mete en la cárcel
de mi armazón,
difícil de abrazar,
tu silueta 
y lanza sin freno
al mar 
la última oferta de la semana:
2 X 1.



jueves, 19 de septiembre de 2013

EL BUITRE Y EL RATÓN

Cuando
reunidos delante
de chimeneas exteriores
colmadas de té  o bebidas gaseosas.

Alza el vuelo el buitre negro
y arremete contra los cristales de su vaso
en que se le ha  educado.

Ella percibe con amargura
como el limón trinchado
que ..es demasiado rubia de bote
para ser poeta.
Demasiado pija
para estar comprometida.

Metida en la piel
de Marilyn cuando Miller renegó de ella.

Con el poema recitado
creen que es la corista
en captura del príncipe.

Siempre fierecilla
indomable
rugiendo
al mundo
de una radio.

Qué sabrán ellos
del rocío helado
del golpe en el ojo
del abandono en la noche
del llanto herido
y tanta recetas hervidas.

Compromiso nace de artería
entretejidas por manos hábiles
y el color del pelo no nos hace más sabios
sino más vestidos.

Mi enciclopedia
en una hoja doblada.
Papiroflexia en forma de pájaro
para volar  
lejos.

Tú qué sabes, ignora,
solo ves un papel acordeón
y yo veo mis alas.

Por favor respeta mi desconocimiento
porque en él te encuentras sentado.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

ORIENTE EXPRESS BEACH

Recuerdo
esa primera
salida adolescente
estrenando  bolso.

Peinadas
con laca 
y andando
de puntillas
hacia la ciudad
como cigalas
sobre la paella.

Por la Vía Sindicato,
algarabía
sin control.

De repente...   Un boceto,
surgió a contraluz:
Era un hombre enjuto
muy religioso
de arcilla
y ojos oblicuos.

Se cruzó
en nuestro
camino
sobre una caña
fumando
su habano.

Y levantando
las persianas
me saludó
un hola.

La risas
de mis amigas
fueron el ruido
de una hojalata,
el cascabel de una serpiente
un punzón,
la aguja
que atraviesa
el lino
del tambor mallorquín.

Lideradas mofas
por la graciosa
del grupo
porque  llevaba
sostén sin relleno.

Que
demandó
histérica
urgente
retórica
la identidad de ese chino.

Respondí.

Es mi abuelo.

Mi abuelo

                es ese chino.

Todas
enmudecieron
y la laca se secó en hiel
y cada uno
de nosotros
siguió
su camino.

Adiós padrí Francisco.







martes, 17 de septiembre de 2013

LA NANA AIRIS

Cerillas expuestas
en hilera.

Un pequeño jersey
rojo
que no habla,
su latido
quedó
escondido
y una falda

de tablas
visten
la niñez dormida.

Dime
si hay infamia
sarin
en tu composición
química
en un cuerpo
de tres años.

Dime si la luz
de gas
es más dulce
según
la tarifa
en bolsa.

Duermen
como cerillas
apagadas.

La inutilidad
humana
de matar
de hambre
o exterminar
la poesía.


La nana Airis.                          Ll.Ll.

viernes, 13 de septiembre de 2013

CAPRI

El señor delfín
me espera
como
las estatuas
con contrato fijo
en la entrada
de los pueblos.

Una escoba
y una pala
son su escudo
y espada.

Me barre
y me amontona
en una duna
de cenizas.

Luego
en un molde
me cocina
a fuego lento
para resucitar
en el enésimo
perdón.

El señor delfín
da vueltas
en mi bañera.

Acaso
no ves
que soy sirena
que enloquece
el tímpano.

Recoge mis despojos

y abraza

esta sombra

que te ama.

II

Aquí
aparece
en una silla de mimbre
donde
no hay más
que el ángulo
de una pared.

Con las piernas
en forma de compás,
rodilla
con tobillo.

Come
plácido
racimos de uva.

Guiña
un ojo,
y me invita
a bajar
al reino de Hades.

La muerte
tiene sexo masculino
y le gusta
asustarme
de madrugada
como
un foco
que alarma
a los peces
en la noche
submarina.

Aún no,
me niego,
no quiero ir
allí
donde tu mosto me incita
tengo asuntos pendientes
y pulseras,
un pantalón
por planchar
y pintar
toda la avenida
de azulejos.

Vuelve mañana...

III

El señor delfín y yo
hablamos en un idioma distinto,
el síndrome de Estocolmo
me nacionalizó sueca.

Solo
el lenguaje oral
de la ternura
nos une.

IV


Enferma mi esencia
postrada
en un sofá.

Y allí
con su aleta
me cuida...

Puedes abrazarme,
puedo abrazarte
pero mi cola
escamada
me separa
de tus pies
a mil faros
de esta cubierta.

Porque
cuando asistes mis manos febriles,
y mi cuerpo tiembla
como una panna cotta
entre tus brazos.

Y me nombras
y mis comisuras mórbidas
solo llaman
a mi madre.

Temeroso
friegas mis vómitos,
me arropas con el edredón
de Ikea,
preparas una tisana,
y oscureces
toda la casa.

Bendices
con lejía
el terrazo,
y suplicas
que vaya al médico.

Estas escribiendo
con cada imagen
pulcra :

Te amo.
Te amo.
Te amo.

                                            Lluïsa Lladó.


jueves, 12 de septiembre de 2013

DAMASQUINAS.

Siete días
hacen una vida
por eso
el alma
se alimenta
como un rey,
un príncipe
y un mendigo.


Desayuno toledadano.

Molduras
que abrazaban
los trazos
Greco.

Y contemplando
sus apóstoles
sentí
un deseo irrefrenable
de lamer
sus lienzos
en busca de sabor
a helado.

Microcabeza
en cuerpos
de tela.

Marionetas
y dolor
no sé la causa
pero estaba
escenificado
en la crucifixión
de frente,
nariz
y boca.



Cortada por cejas
y ojos.

De repente
la magia
se rompió,
tabiques centenarios
gestaban
un ascensor.

Era como un poema
que usa una imagen.

Una velada romántica
con claveles
y ponche
apagada
por la melodía
sarcástica
de un móvil.

Tres comensales
en una cena,
Greco,
mis ganas
irrefrenables
y tu estúpidez
shespiriana


Touché.



miércoles, 11 de septiembre de 2013

EL SEMANARIO

La jornada
se compone
por siete
días
de la semana.

Lunes.

La infancia
tenía
juguetes
yo
tenía
un psicólogo.

Martes:

Mirad madre
las manos
tienen callos,
os entrego mis garras,
soy libre,
recupero
las uñas de media luna,
mi sudario blanco
de tregua
sin disputas
tomad,
porque aunque haya
perdido la contienda
me siento
más victoriosa
que nunca.

Miércoles:

Mirad madre
ríos nacen
de mis ingles
al coxis,
es una episiotomía
escuchad
ya no soy una niña

soy madre

soy mujer

soy libre.

Jueves:

Granada.

Allí
en medio del epicentro
de la vida
en la Alhambra
y tú, marsupial,
analizando
el culo
de un vaquero.

Allí,
se produjo
un milagro
arrojé
la mochila
de tu cuerpo
en una sábana
clorada
y abrí la puerta
de la "room 26":

-¿A dónde vas?.
-Tengo una cita..
-¿Con quién?.

Y yo libre abriendo los ojos como dos alas,dije:

-Con Lorca...

Viernes:

Siempre me quiso Barcelona,
su modernismo
lo cosmopolita
de su ánima.

Era mi raíz.

Pero Madrid
se cruzó
en mi vía
y me enseñó
a amar.

Cuando pensaba
que ese polígono
indeseable
era número primo.

Toledo amaneció
una fría mañana
entre mis senos
con las manos
ocultando
la cara
del robo
de mis entrañas.

Y fui libre por primera vez...

Sábado.

Toledo
es digna
del cuento de Hansel y Gretel.

Casitas de chocolate,
con turrón
por ladrillos,
avellano,
almendro
y la dulzura
en los carrillos mazapanes
de sus gentes.

Y una descubre la grandeza
del hombre
con sus reliquias
y lo miserable
cuando recuerda
que también fabrica
armas
de destrucción masiva.

   II


Cuando viajaba
en pareja
me sentía sola
ahora lo hago
más acompañada
que nunca
porque soy libre
y ando
por las callejuelas
con un mapa
y sin zapatos.

Toledo y su gran arte amatorio.

Domingo.

Camino
a Soria
a Yepes,
descubres cuerpos diferentes
mantos mostazas
que condimentan la carne.

La tierra es árida
con manos de pintura ocre.

¿Dónde está el verde?

Ese picaporte,
la portaza de clavos
iluminada
y una habitación
que permanece cerrada
para que no huyan
los recuerdos.

¿Dónde está?

Pupilas
acostumbradas a torrentes
se narcotizan
cuando descubren
el Tajo.

¿Dónde?.

Es libre...