martes, 30 de octubre de 2012

45 días.

‎45 días

El dormitorio está de luto.

Y la báscula
con su flecha hacia el norte.
Brújula encantada.

Menos kilos.

La botella de vodka
en el desagüe
de un vaso.

Más resacas.

Y sin embargo.
el perfume,
inmóvil: un pantano.

La factura
de la luz
del agua
amortajadas
estatuas de sal sin vida.

La lavadora en cinta
sin olor.

Más o menos.

Todos en actos de rebeldía.
  
                                                      Lluïsa Lladó.

El cuerpo se niega
a invadir
a conolizar
a arrugar
la sábana
en tu ausencia.

1 mes y dos semanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario