viernes, 29 de marzo de 2013

MEDITERRANEAMENTE INCORRECTA

El flahs dispara
y la pólvora
aniquila.

Fotógrafos
que escriben poemas
de tiempo.

Instantáneas
devoradas
por la luz.

Dos semanas
de penitencia.

Con el hilo conductor
de tus cuerdas vocales
en una guitarra
con un pozo
en su vientre.

Porque buscas la letra
número 29
en la calle Alfabeto.

El dar una explicación
como las roscas
del cuello
que no apretadas lo suficiente
manchan
la bandolera.

O la vida
de copiloto
en ese autobús
España-Rumanía
que vira
en la curva.

De cristales tintados
que tapan la cara
a la despedida
o a la recepción.

Hoy desayuné decisiones
y ejecuté una
en medio de la plaza del Carmen.

Mi amigo-logo
me llevó al bar donde cena el verdugo.

Recriminado que ningún  hombre
en su juicio sano
aceptará
la filia a mi peluche almassorino.

Que pretenda dormitar
con el oso caramelo
en todas las coberturas
de la cama
de un hotel,
balneario
o pasillo de quirófano.

Señor psicoanalista.

No soy matemática.
No soy paparazzi.
No soy Rea.

Soy trotamundos.

Y debo emprender mi camino
con tres cabezas.

Uno que decapite al dragón.
otro que eluda las tentaciones
que yo me pongo mi caperuza roja,
muy roja,
rojo,
ojo,
cíclope.






3 comentarios: