domingo, 5 de agosto de 2012

LA PUERTA CERRADA CON DILUVIO

Marzea la noche
con castañuelas,
ventanas pálidas
que tiritan al viento.
 Tronada de cristales,
y los fantasmas de visita vuelven,
acomodándose
en la repisa.

La lluvia
anegándola  esta tarde,
la sumergió en un tonel
convirtiendo cada hueso
en una estalactita
que llora
envuelta en ropa mojada.

Trémula
el aguacero se bebía sus lágrimas
y  rímel negro
tiñó de luto su cara,
ni un hueco
a salvo del tsunami.

Mas ahora
sentada con sus expectros
siente el abrazo de los suyos en la distancia

Pues...

¿Quién dijo que cruzar
el cielo
sobre cristales rotos,
sin zapatos
fuese fácil?

Buenas noches
..

2 comentarios:

  1. No se te puede negar imaginación y un sorprendente descaro para llamar a las cosas por el nombre que te dé la gana.
    Me gusta, me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS LOLA ERES LO MÁS EN TODOS LOS SENTIDOS,FUÉ UN PLACER CONOCERTE...Y NO ES UN CUMPLIDO...

      Eliminar