lunes, 13 de agosto de 2012

EL CULTIVADOR DE SUEÑOS


Si la SUERTE no existe
y nada sucede por casualidad.

Que haces buscando el trébol
en un campo de espigas.

¿POBRE?

Si de un paquete de semillas
haces la mayor fortuna,
cosechando las pequeñas cosas
que la felicidad
otorgan.
Mantel y ojos compartidos
degustamos los frutos
recogidos por tus manos
con sabor a clavel

Ay si supieran lo que esconde tu abanico,
de ventiscas y suspiros
entenderían
por que te ama la tierra
y el  fuego del sol enciende la hoguera.

Que el insomnio comparta mi cama
y busque tu sombra en el pasillo
cuando húmedo entras
en todas las casas
reencarnado en Levante.

Rico de matices
eres el comino que sazona mi escote
y plantas sin querer
este sentimiento que no tiene esperanza alguna.
Un punto y FINAL
que hasta de la flor
nace la berenjena,
el calabacín,
el pimiento,
de sus pétalos amarillos
que se metamorfosean
en el milagro de ser millonario
aunque tú no lo creas
Viril
te pretenden hasta la piedras
ser tocadas por tu don
que se conforman con el heno
y el placer de entre las cañas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario