viernes, 31 de agosto de 2012

AEROPUERTO

El aeropuerto tiene swing.

El aeropuerto tiene salsa,
histerias
e historias,
ritmo
y sabrosura.

Gente que sube y baja,
vuela y aterriza.

El aeropuerto de novios cornudos
que se besan en la terminal;
de nietos que hinchan
las mejillas al abrazar los abuelos.

El aeropuerto tiene don.

El aeropuerto tiene salvia.

Un ciempiés espera en el stand de París-Orly
y el baño vuelve a estar overbooking.

Sajonas con medias negras.

 Huele a mi tierra,
respiro ya su aire.

Raíz de personas
altas y bajas
que llenan los locutorios con alas.

El aeropuerto baila
hasta la madrugada.

Tiene...
reggaeton
y castañuelas.

Los ojos esperan
en la pantalla eléctrica
que no se retrase el parto.

Ay aeropuertos,estaciones y embarcaderos...

Nunca encontré a Tom
pero si  una vez en el de Málaga
una Princesa Errante,
ida
por el síndrome de Ulises
sin vuelta
y al revés
que me partió
el alma.

Fin de la canción.
                                                                      Lluïsa LLadó.

4 comentarios:

  1. Una espera muy bien aprovechada, un viaje frustífero.

    ResponderEliminar
  2. maria luisa piña llado,lluisa Llado31 de agosto de 2012, 20:53

    Gracias Lola ,mil besos

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo, María Luisa: eso es sentir un aeropuerto. Siempre me gustó llevarle la contraria al maestro Sabina y no sentirme "solo como un poeta en el aeropuerto".

    Besos desde este lado del mapa

    ResponderEliminar
  4. Maria Luisa Piña Llado,Lluïsa Lladó1 de septiembre de 2012, 7:56

    Besos desde Mallorca a Oviedo,gracias por leerme y apreciar mí poesía.

    ResponderEliminar