domingo, 19 de abril de 2015

Sin título.

Qué cierto es
que el amor se demuestra con detalles,
hace tiempo que vivo alejada de tu mundo de pájaro,
y la verdad, que me dieras a elegir
entre la poesía o tú.

No tuvo muy buenas consecuencias en tu caso,
ahora, en este momento de noche
a rayas
delante de la luz copo
que me enciende las pupilas.

He constatado el amor que aún sientes por mí;
abriendo un archivo con tu nombre.
Mis versos
como rosas de parturienta,
podando cada paraguas
en una gesta de mago.

Qué hermosura
el labrar la página
en regatas.

Disculpa, cariño, si con estas prisas
no tengo tiempo para tus manos.

Tomé el barco
un martes de tormenta
y aún no he llegado a destino.

Qué ganas tengo que halles una mujer bronce
y le des el loto que en mi piel no halló tierra.

Cuántas horas te costó
este ramo de abecedario.

En pequeñas tramas,
el amor,
nunca se termina.

Aunque vivamos
en diferentes
aunque nunca volvamos
a ser amigos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario