martes, 10 de julio de 2012

EL PARADO
No pienso justificarme,
ni siquiera el perdón pido,
por haber nacido cero,
deseando ser nueve.

       0=9

Un nueve infinito
con muchos ceros
a su derecha:
9.000.000,000.000 ...

No tengo forma.

Soy redondo y vacío.

En casa de la butaca al sofá,
y del sofá a la cama.

Y sin agua ni pan
rodando como un aro
parezco una lágrima.

Haciendo figuritas
de madera
con cuatro mesas
y una silla.

5.000.000 millones de parados.

                                            Lluïsa Lladó.

1 comentario:

  1. Nadie debería ser cero... si acaso un uno, un ser humano...todos juntos sumaríamos muchos unos.....
    y seguro que pasaría algo muy bueno...

    Besitos amiga

    ResponderEliminar