sábado, 14 de julio de 2012

DESPEDIDA A LA FRANCESA

Se despertó helada
la mañana.
Café para dos.
Y mutilando un pobre "croissant"
Ella miró sus ojos azules
por útima vez...
Esos
que ayer:
un intenso mar,
y hoy :
una ciénaga
seccionada.
Ayuno de amantes.
Y Él ocultó su rostro turbado
sorbiendo de la taza muda.
Cucharillas,
espejos de la despedida.
Y roto el ruido
empezaron a hablar
los comensales.

2 comentarios:

  1. una despedida muy común. Me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Luisa Piña Lladó -Lluïsa Lladó15 de julio de 2012, 17:24

      Celebro que te haya gustado mi poema.Gracias Dannan.

      Eliminar