miércoles, 11 de julio de 2012

EL COMPLEJO DE HIPOTECA


Contrato de treinta y pago la ronda,
            cinco latas de cervezas vacías
            y la soledad para ahuyentar el desahucio.

             Viven con la nevera apagada
             y una lavadora ausente
             con la nómina sin toma de tierra,
             Tantos anónimos en el tablón
             y la plancha de apoyalibros.
              Buscamos un sueño,
              el trípode que  nos sostenga,
              en la esquina prostituída de la hipoteca
              para llegar a la meta
              del fin de mes.
                             
                                               Lluïsa Lladó.  
               

2 comentarios: