domingo, 28 de agosto de 2016

Ganas de escribir y nada más a Dragón Red.


A estas vanidades de la vida
con el derrocamiento de mis rótulas
la lluvia crece más dentro que fuera
y me hace entrañar un patetismo
de mujer abanderada, y ser lacra y sello, 
añorando el hielo que adormecía al hígado.

No podemos nadar cuando la corriente que nos arrastra
ha adormecido los nudillos
en trenzas cabales y dementes, que encierran la flor a falta de la luz,
y ya ni se recuerda donde termina tu dedo y empieza el otro.

Sobre su pecho las arañas no existen
y noto como el tiburón pierde sus dientes.

Y viajo en una taxi con la tapicería del miedo
en el preciso instante que prendió el depósito de gasolina
para percatar que ya no puedo regresar en coche
y que cuando como una tipografía trémula
lloraba desguaces en la puerta de la carnicería.

Él respiraba mi nombre.
Para hallarnos en la tormenta
con las espadas rotas de atajos.

"Aritmética" de pieles rojas.

En descomposición de palabras, el cuerpo apura
amaneceres, soterramientos en ciudad
embestida por terremotos con cacerías andantes
a la modernidad de sentir a las picadoras humanas
hacer trizas al tiempo.
Y en ese caos circulatorio yace nácar
cada uno de tus círculos polares de hombre
que como la hojalata me corta en aberturas
para que brote la llave candente del tatuaje,
que aún está porvenir, de cuervo de formas 
cruzado en nuestros nidos-lechos.

Amante marmóreo, mórbida marea,
de lomos de las canteras roídas por las anales excavadoras,
los sentimientos que nos calcinan
pero en la orgía nos hacen sentir que morir vale la pena.

Trabada a tu axila.
Sostenida por tu eje
mientras chorrean las mangueras en mi barrio
a la soledad exterminada
por cada uno de los besos en dados,
de número siete,
poleas que levantan ánimos a mis ojos hacia tu vista
de lobo estepario para la sirena, sin la cola
que devoraron los gatos una tarde en Mexicali.

A raspas.
Así morir, en fin, da gusto.


El Beso. Gustav Klimnt.


dreams for one day

Cuando en el margen no aparezca la botella de Coca cola
con la subliminal de adornar, como un adjetivo al verso
y en la salida de ojos cuadrigéminos
pueda el cigarro en pértiga
saltar al cenicero,
su defecación soporífera
que nacieron de las colillas.

Pueda que la chispa nos asalte
y que el vado abra
dentro del yo-do líquido gaseoso seminal,
ventanas, 
escotes, 
surcos, 
diapasones, 
ombligos, 
aretes, 
círculos viviosos
agujeros negros y pírsines
FEMALE STUDY: ANA MENDIETA /July 29, 2015 by courtney cady
al po      ema.

Para que entren los buenos aires, o simplemente nada.



jueves, 25 de agosto de 2016

Visión nocturna de Castellón.

Desde este octavo piso la ciudad tiene otro nombre.
Las casas alineadas.
Los respiraderos que imitan a las viejas,
chimeneas sin humo.

La coronación de los altibajos de los edificios
que como cabezas poetas
compiten hacia la noche.

En este reposo sobre el marco
salgo del lienzo
observando el mar urbano de los farolillos que emergen,
desde pequeñas ventanas
con los televisores de anuncios.

Él (mi amado) me observa desnudo desde el portal del dormitorio.
Es mi ciudad, donde quiero, morar, habitar, placer y morir.

Desde este octavo piso de la ciudad que tiene otro nombre
no notamos el vértigo existente
bajo los pies de nuestras estrellas.
que se asoman a la intemperie de un baile.

Compás roto por el crujido de un gato
que va haciendo eco
desde esta cabizbaja manera de sentir las cosas sin nombre.

En las ciudades de los náufragos que no aprendieron a nadar.






miércoles, 24 de agosto de 2016

Tiene un cigarro, Jefe.

La literatura, no deja de ser, la loca de un barrio
de amarrados extremos que escopeta deletrea.

En el cruce de líneas
con su camisa de fuerza, incapaz  de tocar las flores
de las telas de los kimonos.

Una ida de nudos
que espera con traje en la parada del bus-o
entre un individuo, sujeto a su bolsa,
y un cristal vestido de póster que publicita
la interior de la vergüenza presupuestaria
con la cultura-es.

Ella, no tiene escapatoria, necesita
al oyente, al lector, a la bala, al río
para desatar los credos, que  no cerdos, de la cuerda.

Demente que llega a ninguna parte
sin un billete, lejos del maniconio
en que se ha convertido
la biblioteca de los libros de estantes.

Momentos "fumatorios" y nada más,

para el sombra de P a n e r o.

La loca literatura del cigarro y las hormigas.







lunes, 22 de agosto de 2016

Qué levante la mano el último.


I

Nací de lado en mediodía,
con la buenaventura escrita de la exclusión 
por el oficio de escribana.

Sin ser lo suficiente para ese ángulo,
que no osa a colarse en los desconciertos.

Presa métrica repujaba en cada vestigio
la avaricia de querer seguir estando viva,
a pesar del mazo, del significado trueque
de caer al suelo con la boca como pala
y lanzar un poso más de tierra y de lombrices
a mi tumba.

II

Nací de lado, 
de saber que en una esquina perdemos demasiados trenes,
pero, en el angosto, tengo, y puedo declamar,
para los amigos poetas que musitan
como los vergeles sintéticos de las drogas más duras
las palabras madres abrazándoles, hemafroditas 
de lo que de sus memorias han perdido,
huesos duros contra corazones de razón expropiada,
como niños 
que siempre moramos en los 90 grados
de la Poesía.

Nacimos de lados, poliedros con otros ojos.



jueves, 18 de agosto de 2016

(Ni)Tratado de filosofía.

  Qué grandeza la de los amores de los que fueron o no fueron, si todos en nada perecieron.

  Pues la libertad consiste en amar al prójimo sin sentirse preso, dando el espacio suficiente para que el individuo siga manteniendo su esencia. La persona que planifica atenta contra las leyes del universo ¿Acaso podemos virar la órbita de un astro?.
  Encarrilar no significa imposición, la impostura viene de las bellas palabras sin acciones y el creer que un equipo son dos personas, cuando en nuestro interior existen diferentes matices.
  El egoísmo de creer que la libertad es un ente, y no admitir que libres son los que han aprendido a respetar y a confiar.

  Los fracasos de las guerras no proceden de las emboscadas externas, sino de amarnos lo suficiente  a nosotros mismos para ser leales con nuestro foro individual, las familias del mundo, natura y seres vivos hasta la inmensidad del cosmos.

  El amor como fuente de energía y la fidelidad a los principios.