lunes, 3 de diciembre de 2012

PARA EL PODADOR DE SUEÑOS

Estoy pensando...

Que me gustaría ser tu árbol
para que cuidaras mis ramas
y páginas fuesen sus frutos
para dar la forma a la copa
de un libro.


Que cuando estoy contigo
olerte
como los niños a su madre
y la musa viniera a mi seno cerebral
con el cercanías de las doce.

El mejor regalo,
no es la zirconita de saldo
ni la cena de la Visa a plazos,
un sobre
con la carta de amor
de una sopa de pollo.

Y hacerme esos pequeños favores
que llenan mi cara de pecas.

Lástima...

Pensando estoy.   
                                  Lluïsa Lladó.



No hay comentarios:

Publicar un comentario