sábado, 16 de junio de 2018

La actionscript de mercurio

Esta noche no sabes si la cabeza o los pies duelen más una con otros.
Si los infiernos que he ido encontrando
a cada bar de esquina
era un pueblo en llamas
o un baile de disfraces.
Noche de las iguanas francesas.
De helado penitente.
De ampolla de dedo.
Del cansancio de ir saltando rejas
para llegar a la mitad de la casa.
De no entender el lenguaje de los tornillos
cuando apretados sostienen
maquinarias pesadas
que van albergando corazón y sistemas
linfáticos. En resina
de pino verde. El betún de la sonrisa
para ocultar el daño.
Qué puede más la universal
manera de cuidar, el altruismo escarabajo
que la pasión más desenfrenada.
Uno te lleva al cielo sin salir de la cárcel
por buena conducta.
Otro, al averno. Pero viva.
Vivita y coleando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario