lunes, 18 de junio de 2018

Alabastro

Vivir en una caja de cristal
en Alabama. Museo despensa de tu alma pendiente de los ojos.
Con el aire justo.
Y sin embargo poco equitativo.
De mirarnos con el impedimento
de una superficie.
No poder atravesar la rigidez de su tela.
Y resistir a la añoranza
de las joyas expuestas y una chica devorando
un croissant mientras su mirada
también reside tras la muralla
de unas gafas negras.
El cristal con huellas y mosquitos secos.
De Alabama.
Y saber que escapar de su ninfa.
De su morada transparente.
Sin intimidad. Y muda.
Ocasionará heridos.
Rotos fragmentos de palabras
que pueden seccionar la yugular.

Y te quedas como una mona.
Viendo el observatorio del mundo.
Y tú ala, baja mayor.
Ya no quieres y si sabes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario