jueves, 15 de febrero de 2018

Tentación tentempié

Yo no quiero.
Pero hoy sentí lo que las lentejas
sobre los algodones húmedos.
En tarros trasparentes.
Y el agua que se evapora con el calor
del mediodía.

Cuando sentí su abrazo. Noté la sinceridad
de sus naufragios;
igual que los botones  que se desabrochan.
Y se abrochan. Las olas que empujan.
El olor primitivo.
Y me acordé cuando el deseo arrebataba
la cordura. Lo mucho que lo amé.
Y tuve miedo.
Porque este hombre es un bosque
con demasiadas Caperucitas de cobrizo.
Y una ha decidido vivir del recuerdo.
Sin arriesgar todo lo que daría por.

No hay comentarios:

Publicar un comentario