domingo, 18 de febrero de 2018

Inmersos

Bebo tila.
O la tila embebe mi persona.
De repente, el vaso se ha volcado.
Y senti lástima por el líquido
que administro
en la búsqueda de una paz momentánea.

Ha desembocado en un charco,
y la enfermera amable
con gasas secaba la lágrima
derramamiento del vaso de PVC.

Ha sido gentil.
Ha traído una tila por iniciativa propia.

Tila, tila, tila.

Una caricia, no sabe a tila.

No hay comentarios:

Publicar un comentario