martes, 20 de febrero de 2018

El idioma de los pájaros

La extrañeza del pájaro
que previo al alba trina
con el sigilo gato de entre.

Ramas de chopo, mutación árbol de ciudad,
que parco de frutos
enjaula al canto matutino.

Llevo una ristra de horas insomnes
que van sumando cuentas
hasta lograr la decrepitud del ojo.

Ojo oído del pájaro.
Qué en la noche adolece.
A la ciudad que se ensaña con los sueños.
El coche que traga su propio humo
en la fragata isleña
en que escucho el resquebrajar de la gota,
del ramillete, de la pluma
osada y pizpireta.
Pájaros de voces distintas.
Igual que el idioma filandés, a través
de las cámaras.
Me hablan, estallido de lo intangible.
Les escucho.
En un vespertino hacer que no ha conocido sueño.

Qué especie será.
Que acunan en el cerro de espuela.

Y ronronea con su pico. El infierno frente
a la burbuja. La pasión canta. Disponible para pecar.

LlLl.

2 comentarios:

  1. Buen poema. Un poco liado de puntuación y sintaxis. Pero así da más impresión de estar escrito entre sueños e insomnios. Enhorabuena.

    ResponderEliminar