miércoles, 27 de diciembre de 2017

Punto de mira.

Es necesaria la concordia
en los funerales.
En los campos de guerra.
Dónde el soldado
mata al enemigo en contra de sus creencias.
Puede desempeñar el muerto
el protagonismo de una película de segunda.
Porque el diálogo es carente
ante la pasividad del que no puede mover
la lengua.
De la tierra que es edificada sin miramientos.
El agua verdejo.
El cielo con su moho de queso
irrespirable cómo las palabras que
se encarnan entre las tetas.

No hay nadie en la calle.
Tal vez la gasolinera esté abierta.
Cerveza y una lata de aceitunas.
Rosario para los difuntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario