viernes, 8 de diciembre de 2017

Fe-cal-es

Somos los ilustres borregos
que damos lana
a los que del sueño sacan beneficio.
Te sirven en copas la transferencia.
Y a través del cristal
vemos sus pulgares.

Aplastante hormiga defecada
de letra de imprenta viscosa.
Y si emborracharse
es un grado, para los elegidos
me quedo con mis escombros
con el olor a apnea y a cloaca

Qué prefiero la soledad de una piedra,
que el tumulto de los que hacen caja
con la fe cuadrada para poner
sus acciones.
Porque el pez pequeño
en el mundo silábico
de las resonancias.
Relame la escama al grande.
Abusos y en alto la justicia.
Pero, cuando asciende
cae ante los ojos de su pedestal.

Timada.
Acomplejada.
Moribunda y anfetamina.

Hay quién confunde un pulpo
con un calamar. Igual ocurre
con la poesía.

Déjame llorar esta noche escribiendo.
No me quedan más lagrimitas
de indignación.

Iros a la...

No hay comentarios:

Publicar un comentario