domingo, 29 de octubre de 2017

La crítica de las bestias.

Noviembre se resiste
con el combate musical de los grillos,
grillos acrílicos,
acribilladores del silencio.
Los pies calzados de sandalias
y el frío congelado que no llega.

No llega, no llega el invierno,
se proclama disidente
de los calendarios romanos,
de la soberbia de las estrellas
y de la peor cuna: la del hombre
que doblega a la climatología.

Los grillos esclavos esta noche cantan
afónicos, ya es largo el número
de lunas ejerciendo de juglares
entre sótanos y balcones.

Miran a la colilla.

Sudan la noche.

Son poetas.

Nos avisan de la agonía humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario