jueves, 19 de octubre de 2017

Brevas

Esta noche que me ha dado
por leer a Gloria Fuertes,
reviene a la memoria
que de los sacos hacen sarna.
Del poeta maltrecho:
espantapájaros, y
aguacero de esos jueves
dentro del pensamiento programado.
Me acuerdo de la miseria acordeón,
de las pegatinas que regalan
los políticos en campaña.

Hacer acopio de Fuertes.
De gloria en mitad del infierno.
Esta noche de lectura sin lupa,
con el Olimpo de la poeta
sin correctores, ni aparato
de ortodoncia que enderecen el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario