martes, 31 de enero de 2017

Carnet de manipulación

Enamorarse de la vida en esta
o en otra, convertir en espejo
el poso del cuerpo sobre el colchón de lana.

Puede o no puede en la demagogia
del limpiachimeneas como la estrella del supermercado,
recién destilada, 
en ámbito, en circunferencias,
en rancio y desdén,
en cometa y oso,
en cobaya y premio en este andén de misiones
de monedas y monólogos.

Puede, poder se puede
y es lo que anhelan los todopoderosos
amar sin ser amados,
querer sin ápice tocando lo imposible
de dormir etéreo a la vera del infierno
besando con los ojos los labios,
morir en vida,
vivir muerto,
para-rayos, papayas y escafandras.

Poder o no poder,
en cadena, perpetua sucesión de 
bares asolados, furcias vestidas de etiqueta,
cadáveres con pastillas,
anhelar en la distancia,
acoplar en desesperación albina,
meter y maldecir,
puede, sí, se puede,
o por lo menos en cada pausa

televisiva 
lo intentamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario