jueves, 1 de diciembre de 2016

La liberación de Sísifa.

La profecía del hombre
que sostiene la egregia piedra, y cae, y la remonta,
y cae, y cae, y la levanta,
y de nuevo la sube sobre sus hombros.

Carga prolija, del hombre
que es una mujer,
que gesta en su columna
una roca latente.

El agotamiento que se crece río,
y el bulto entre las carnes
del amasijo de metal en un desguace preñado
que expulsas
y vuelves a recolectar.

Mujer 
que sostiene la egregia piedra, y cae, y la remonta,
y recae y la levanta.

Tú siempre en la acción
de ser tu propio peso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario