miércoles, 7 de diciembre de 2016

CMYK

La concha en naufragio se entierra,
aguarda la parsimonia 
de las redes haciendo prisioneros
a los delfines. La embestida
del oleaje en espirales confusas
en una marea 
que saturará a sus fosas nasales,
a los ojos del colirio, y a tanto chisme molusco.

Atrapada en el arenal
desea que la marea la engulla,
quieta con miedo,
convencida que será una 
de las muertes
más saladas.

La concha sin extremidades,
que espera que venga el mar
y la salve, de la monotonía
del que pinta con un solo color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario