viernes, 4 de noviembre de 2016

Pequeño poema con patas cortas.



No se equivoque,
soy una torturadora
que nada tiene que ver
con tortugas y el adorar salado.

Martifico, igual que hicieron conmigo
cuando era un pequeño poema
con
patas
muy
cortas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario