martes, 16 de agosto de 2016

La taxidermia de Kafka.

II

Y en ese aprendizaje el pluriempleo está servido,
tal vez, sea desempeñar varias funciones
como los animales.

Sí, soy un animal,
pero, no de los que pasan desapercibidos
con su camuflaje.

Soy de aquellos
como el bicho palo,
como la mantis religiosa
que siempre aparentan lo que no son.

Ellos quieren ser arbustos.
Quieren ser parte del árbol.

Pero no dejamos de ser más que depredadores
de versos,
de poema,
de poesía.

Insectos al fin y al cabo 
enjutos
sin alma

No hay comentarios:

Publicar un comentario