lunes, 15 de agosto de 2016

La necesidad hecha escultura.

Necesito escribir.
Necesito escribir
tanto como amar.
Porque sin escribir, no puedo llegar al núcleo.

Entre amantes, la vianda,
el engullirse mutuamente es fácil, 
muy fácil, demasiado fácil.

Los besos, los dedos incrédulos explorando
cada una de nuestras cavidades como vocales semiabiertas.

Es abrefácil, demasiado fácil tal vez amar,
tal vez amar es aprender, aprender, aprender
varias veces ese infinitivo de segunda persona.

Aprender juntos, a dormir.
Como si fuésemos dos muertos vivientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario