domingo, 3 de julio de 2016

Preámbulo.

I

Hola, me llamo María.
Y tengo collares colgados
en las alcayatas de las paredes.

II

Rafa,  un día preguntó:

-Él, ha entrado en tu casa.

-No.

-Pues, hasta que no entre en tu casa, no abrirás la puerta de tu corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario