domingo, 24 de julio de 2016

A cal viva.

I

El mundo se desmorona.
El cáncer se disipa desde el centro,
pues, siempre las tierras alejadas
del mar peligrosas son
para acorralar en las bibliotecas, con los libros meteoros,
cuadros arrancados de su lecho
y estatuas de hípica sin cabeza.

II

Y con esta dalia clavada, se supone incorrecto,
la jactación de la felicidad
que sucede
como un tranvía con bombillas azules.

III

Cuando repostada estoy entre tus brazos
y escucho como el planeta se rompe,
y veo con mis propios ojos
la mancha en el océano
y noto que falta la respiración, angustia,
del sentir en mis propios pies
las dagas en los refugiados,
a la vera de la mentira institucional
de cunetas y tigres engendrados por dragones,
de polirreligiones,
de sofá y sillón con múltiples tapicerías,
si en ésto, mientras ríe la carcajada,  y los otros arrastran los cuerpos,
mutilan órganos y se avecina la estación de la primavera en Praga.

IV

Los otros y aquellos que sacan la bola de arroz de la boca,
venden placer en frascos
con la jeringuilla que eyacula en la arteria,
las madres paren a los padres, abandono, terrorismo selectivo,
y costa abarrotada de oleaje de esperma mientras.

V

Las ballenas asesinadas.
Los niños flores dentro de cucharas del diamante.

VI

Acaso esta felicidad, no es la mayor perversión poética.

¿Qué haces aquí, con las muñecas atadas?
Plañendo lo inevitable.

Sal al campo te grita el silencio.
Tú no naciste para no luchar.
Con la aceptación de que mi cofradía posee.

El estigma de los que vamos a morir cantando.

https://xgfksnr.files.wordpress.com/2009/12/textura-2-tapies-mirada-y-mano-2003.jpg
OBRA DE ANTONIO TAPIES: MIRADA Y MANO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario