domingo, 12 de junio de 2016

Puzzle.

no pretendo ser el ala de la pareja en vuelo
soy marciana, mar en calma, usted bien lo sabe,
en la ecuación quirúrgica
de adentrar la extremidad.

ya no regresaré al agujero, confíe en mí,
en ese diapasón de pestañas y el gesto
que emplea en observar las cosas desde el puente.

cruzados en entretelas, en estuches, en la mano con el sexo,
usted, que predice la cama en zona catastrófica
y la pólvora que supone yacer conmigo,
en una ruleta rusa de tomar al viento y al agua
como compañeros de alcoba.

me hace sentir verano de playa, el estupor
de clamar lo que no conocía, de parajes de músculos,
de nudos de piernas, de nuestras caderas
como buches rebosantes de geranios.

la juventud tardía con el fleco
de este traje de pieles, porque usted no es mi amante,
es el compañero que con ternura me ha desposado del abismo.

con el rostro mojado y las manos llenas de tragedia
me deshago en homilía, en este ritual de animales de la misma especie,
sudo-rosa explicación de una pieza que ha encontrado
con las notas musicales de nuestros esófagos
la lujuria bien empleada
que de ley empieza por un beso.

eso era el desconocimiento de los aceites
de distinto árbol.

¿Y si de estas briznas nace el incendio?
¿Y si nos enamoramos?

Cometeremos treces.
 PortoobelloStreet






No hay comentarios:

Publicar un comentario