domingo, 29 de mayo de 2016

Sucedáneo de canción para guitarra.

Ya no volverán ni oscuras ni claras
en tinte de fábrica.

Y la verdad parece que con el broncoespasmo
una agradece hasta la luna y esas memeces
que no precisan del aire.

Atravesada flecha que corroe 
en el caracol del valle
en el pino que llueve
en la procesionaria que lo coloniza
en la materia rara en estanques con sapos
en el cohete dentro de un lavavajillas
que lamenta lo que ahora
diagnostica por incompatibilidad de pasta (económica)
porque no la tengo,
por ello la naranja en macedonia
no es un viaje.

Soy un nómada.
Si no viajo me muero.
Pasta de pisto, masilla
en la huerta con desagüe
en los paraguas cerrados que esperan lluvia
en peces que viven aferrados a su pared con musgo
en lo mar y en lo insoluble
como una mota
que cae dentro de un vaso de leche
y nos recuerda que aguantemos un poco más esta carga
que hasta los robles se quiebran
para ser cama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario