sábado, 2 de abril de 2016

Sin título. Poemas muy antiguos.

Desde esta Odisea
he de decir que en
habitáculo de posada de 1840.

Busco la lombriz
que me lleve a la madeja.

¿Por qué?

Que pregunta más ridícula.
compañero, me enseñó a amar.
Ese fue su propósito,
no quería hacer daño.
Era yo, que como una embarcación
estampada en una blusa
bonita la que quedaba entre
las aguas de un botón
o la etiqueta deslenguada.

¿Por qué?

Porque así estaba escrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario