sábado, 2 de abril de 2016

No exit.

Hay personas que
de sus desgracias escriben
novelas, supongo que de eso
los clásicos germinaron su viaje a Ítaca.

En los aeropuertos
los bolsillos
están surtidos de cacahuetes
y los pasillos vitrificados
con la terminología 
de cabezas de buitre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario