martes, 8 de marzo de 2016

Bitácora de Málaga. La pensión.

En este recóndito lugar 
el aroma de jabón de marsella teletransporta
a una lavandería de la palabra.

De lejos la abubilla
golpea la sien, con el tamborilero
en una competición 
his-tórica de malabares preparatorios 
para la semana santa.

El ciprés envuelve,
qué curioso, este árbol cónico
que dispara al cielo
bolas que cerebrales llueven
igual que un llorado fantasma
de lo que una vez te quise
por jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario