lunes, 14 de marzo de 2016

Sin título.

Té negro y unas pastas
has preparado con la parsimonia de un inglés
ido en ese ritual de cinco de la tarde,
sin azúcar, sólo la miel en cuchara que no se despega,
despedirte de la noche con el sueño,
no es suficiente 
fe porosa de la bolsa y su brazo hilo que cie-
rran en sincronía el pozo de un tazón de mediodía;
eso y lo otro, quién sabe,
novios de tisanas y dolor de costilla
se conjugan en el caldo
hacedor de quitapenas con valeriana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario