jueves, 7 de enero de 2016

Invasión.

En romería se expande oncológica,
en rotondas y albergues comerciales
del hueco
en extracción de humo.

Hay tantos modos de imperialismo,
de colon-izar con menú
en la parada del bus
o los letreros de las autopistas.

Se compran esquinas, terrenos en subasta
y poco a poco van coloreando el mapa
en aparcamientos,
en zonas de ocio y polígonos
para carriles de caballo.

Guerras, de hamburguesa
con parrilla, mundiales.

La manera más descarada
de una globalización de pienso
sin pensamiento alguno.

La barata
manera de comer
del que no tiene,
de los soldados con carne prensada
en corazones presos
como gallinas
en colas de ciudad.

La derrota, ahora,
es un estómago aleccionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario