martes, 12 de enero de 2016

El perro del hortelano.

Un perro lechal
que persigue moscas
que mueve el rabo, indisciplinado, que mancha con sus patas el sofá
adquirido por catálogo de Internet.

Pobre perro fiel, tiene un dueño 
demasiado estricto.

Le molesta
que ladre a la luna, y crea
que es posible virar su cara oculta.

Como una perra siempre esperando la caricia,
y si hay rebelión,
el hipócrita aplica el correctivo,
lo amarra con una cuerda chica,
y le tapa los ojos con una pantalón de pijama
para que no vea
la realidad.

Mientras las moscas observan
desde los cristales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario