viernes, 18 de diciembre de 2015

Trotamundos.

En Venecia he visto la góndola.
En Cracovia los cuervos negros sobre el nogal.
En Heideberb el unicornio como trofeo de cacería.
En Verona un balcón pétreo sin amantes.
En Mallorca todos los corazones que saltan dentro de mi pecho.
En Londres la lluvia.

IIIIIIIIIIIIIIIIIIII
IIIIIIIIIIIIIIIIIIII
IIIIIIIIIIIIIIIIIIII
IIIIIIIIIIIIIIIIIIII

Me llamo Luisa.
Y soy trotamundos.

¿Y quién eres tú?

¿Quieres viajar conmigo?

Me gusta comer de los puestos callejeros
y fotografiar flores.
Abrazar a las personas broches que trabadas a su encuentro he habitado.
Rasgar mausoleos y devorar especias.

Me llamo viento.
Tú crees
que en este 
dedal puede caber mi osadía.

Fuego y viento.
Devorando el mapamundi.
Lanzado las epiteliales de nuestras almas
en busca  del calor de la sombra,
la sonrisa de lista de anuario,
la foto perfecta
pernoctando en el colchón mullido
luna tras sol.

¡Dame tu mano!

Cometas de cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario