lunes, 21 de diciembre de 2015

APZ.

Vivo en un país-mundo
donde los hombres
luchan contra las galaxias
y no en la calle;
con los cambios sin movimiento
por miedo al miedo
con lunas en los comercios
y un cohete de botella de tinto
para los perdedores.
En una cubeta donde todos ganan
pero, no se arriman al abismo
de viviendas, pinchadas
en una agencia de colocación
porque no somos más que metros
con sillas, cocina y baño.
Gente casa que no sabe de canales
para cruzar el puente.
Vivo en un país-mundo
como roedores de feria
sin esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario