miércoles, 4 de noviembre de 2015

Arrancar del corazón.

Me gusta
el olor
de la bergamota
ingrediente inconcluso de aroma aditivo
en la loción después de la sesión depilatoria.
La bergamota 
que acaricia en su paseo 
sobre mis piernas
los poros de aberturas bucales.

Cuando la banda Veet
de tonos topacios
me extrajo de raíz 
la melancolía,
y expuesta, azafrán vestido 
de luto, prensa ramificada de hierba,
antenas endebles que formaron parte de mis adentros
y ahora despegados van a parar
al cubo de la basura.

La adhiero con pericia,
espero unos segundos y "zas",
queda la tierra segada.
que reverbera
frases que estiradas de un cabo
no son más que vulgar vello,
que juntas fueron un todo.

Por eso 
la bergamota
y su olor
me gusta.

En esta sesión de arranque
de estética, y del corazón
me acuerdo de ti
y los besos que no existieron.


No hay comentarios:

Publicar un comentario