sábado, 19 de septiembre de 2015

Paisajes urbanos.

Un sofá junto a un contenedor 
puede ser mayor obstáculo
que los Montes Urales.
Igual que una piedra
arrojada
desde la cumbre 
hasta la profundidad del río.

Y del recorrido, la fuerza lanzada del beso,
la locura de las ruedas de los carros,
los ojos buscando en un pasillo
conservas de aceitunas.

La altura en la adversidad
que usa distinta talla
donde un otoño nunca fue tanta primavera
con la lacra 
devastadora de esta piel humana,
en copas llenas de vino, zumbido de garganta
de estrecha calle con carne latiendo.
Canto a la vida,
donde nacerán futuros nuevos con peucos,
con amores que se alianzan a la O.T.A.N.
y mira descarada al pan,
mal colocado y lo rescato de su asfixia
para alimentar a los pájaros.

¿Di tu nombre verdadero, antes de qué sea tarde?











No hay comentarios:

Publicar un comentario