sábado, 15 de agosto de 2015

Existencialismo de reponedora.

¿Qué es exacto?

¿Qué somos, realmente?

¿Qué soy?

Si los colores no existen, 
acaso un cúmulo de períodos menstruales,
con sus estaciones e irregularidad.

Bolsas, filtros, vasos sanguíneos
y la botella uterina,
todo en conjunto estelar
abriendo paso a este planeta independiente,
satélite de otros muchos, 
con el tamaño que no se mide por la altura
ni siquiera por el volumen verde de los elementos.

Estamos en órbita constante dentro de la gravedad,
cuestionando el rodaje,
la revisión de nuestros frenos
con ojo voraz, faro antiniebla,
en una lucha constante de los universos.

No somos más que la metamorfosis de Kafka,
la primera lechuga rusa,
las postales en nuestras ciencias retinas;
qué soy, somos, es...

La lavadora acaba su programa
y yo debo seguir tendiendo más dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario