jueves, 27 de agosto de 2015

As de corazones.

El problema de enamorarse
de un espíritu libre,
es el libre, lo otro es indomesticable, 
libre viene 
de libro,
de librar batallas,
de días festivos marcados
a fuego en el calendario.

Me dejo "colocar"  por ti,
tienes cada una de las facturas físicas,
pero, mi orgasmo
sólo acontecerá
si dejas el bramido
del folleteo
y empiezas 
a barajar una partida
de cartas
digna de las Vegas
donde se juegue por amor.

Lo siento, padezco el síndrome
de la sirenita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario