domingo, 24 de mayo de 2015

Playa del Grau.

4 patos ven mis ojos;
son los tres buques con cuerpos granates
y las cabezas blancas nucleares.
Los chicos juegan al baló(s)n naranja,
y plácida la jauría
colocan sus muelles sobre la arena.

Una chancla ha volcado,
y observo 
sus ranuras enseñando su vientre caminata.

Y 4 patos, y un silencio morado.

Las fresas que navegan dentro de mi estómago
y el viento mueve azul el paisaje
de las grullas metálicas 
de una papiroflexia eléctrica.

¡Cuántos colores me rodean!

Todos ellos a juego
de la soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario