miércoles, 13 de mayo de 2015

Oda Wislawa. (Me gusta, no me gusta)

No me gustan las mesas juntas en los restaurantes,
donde comiendo sola, tengo el codo de una pareja en mi plato.

No me gusta que no hablen,
y que los tres en silencio no dejemos de mirar la pantalla
del móvil.

No me gusta que luego se peleen
y yo escuche la retahíla de su competencia
de foros en las redes sociales.

No me gusta la pizza congelada.
No me gusta, no, no me gusta.
El agua con sabores,
los tipos que se creen Jhon Vaina
y con sus arcadas piernas
tiran perdigones a la verdad indígena.

No me gusta, y lo reitero comer sola,
pero menos, acompañada de un dúo 
que tiene los días contados,
en antros de luxe fine
que apuran el espacio y los baños son más grandes.

No me gusta los perros perdidos
por las carreteras, ni los gatos sin cola.

Me gusta viver.
Me gusta lecreer.
Me gusta escribir mal o bien, pero, escribir.

Me gusta esperar tu regreso,
como los ciegos 
que ven los colores
con las manos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario